18.1 C
Paraná

Ailén Bechara perdió una batalla legal contra Google

La modelo inició la demanda porque su nombre era vinculado a sitios de pornografía en buscadores web.

La Corte Suprema de Justicia argentina confirmó un fallo en favor de Google en un caso que involucra a Ailén Bechara, quien alegó que su nombre aparecía en sitios web de ofertas sexuales. Este veredicto pone fin a una larga disputa legal que comenzó con un fallo inicial a favor de la modelo, pero que posteriormente fue revocado por la Cámara Civil en 2020, basándose en jurisprudencia previa de la propia Corte Suprema.

La decisión de la Corte Suprema exime a Google INC de cualquier responsabilidad y evita que la empresa sea condenada a pagar una indemnización de 125 mil pesos más intereses, que había sido estipulada en la sentencia de primera instancia.

El reclamo de Bechara se centraba en la reparación de los daños y perjuicios causados por la aparición de su nombre y su imagen en páginas web relacionadas con pornografía, trabajadoras sexuales y prostitución. Según la modelo, «los resultados arrojados por los motores de búsqueda de Google y Yahoo la vinculaban a páginas que ofrecían productos relacionados con la industria del sexo«.

El fallo de la Cámara Civil adoptó el criterio de la Corte Suprema, que establece que es responsabilidad de la persona afectada notificar a Google los sitios en los que su nombre aparece de manera errónea, y luego el motor de búsqueda está obligado a eliminarlos.

La decisión de la Cámara Civil fue firmada por los jueces Juan Pablo Rodríguez y Patricia Castro. Sin embargo, la Corte Suprema, en un fallo unánime, confirmó la sentencia a favor de Google en apenas cuatro líneas. En su comunicado, el tribunal máximo señaló: «El recurso extraordinario es inadmisible. Por ello, se lo declara mal concedido. Con costas. Notifíquese y devuélvase».

Este caso destaca la importancia de la jurisprudencia y la responsabilidad compartida en la gestión de contenido en línea. La Corte Suprema reiteró que la notificación de contenido erróneo es fundamental para que Google y otros motores de búsqueda eliminen dicho contenido de sus resultados, pero Bechara no lo hizo.

Más leídas
En esta misma categoría
Nuestras redes
Relacionadas
Te puede interesar