15.5 C
Paraná

Balearon el frente de una casa y mataron a una mujer embarazada

Según creen los investigadores, el ataque se dio por un problema entre unos delincuentes y la pareja de la víctima.

Una embarazada de 8 meses murió al recibir un disparo en la cabezatras una brutal balacera que se dio en el frente de su casa en Las Heras, MendozaEl bebé tampoco sobrevivió. Según creen los investigadores, el ataque se dio en el marco de un ajuste de cuentas entre los delincuentes y la pareja de la mujer, Jesús Javier Zamora, de 27 años, quien tiene un largo prontuario.

El hecho ocurrió el lunes alrededor de las 23 en Aristóbulo del Valle al 1676, cuando dos personas que pasaban en moto por el frente de la casa de Rocío Fabiana Flores, de 21 años, abrieron fuego y uno de los disparos impacto en la cabeza de la joven embarazada que cursaba su octavo mes. A raíz del ataque, Flores cayó al piso inconsciente.

A pesar de que la trasladaron rápidamente al hospital Elías Gailhac, donde determinaron que tenía una “herida de arma de fuego en el cráneo con pérdida de masa encefálica”, luego la derivaron al hospital Luis Lagomaggiore y allí le realizaron una cesárea de urgencia para tratar de salvar al bebé, pero los médicos no lo lograron. Horas más tarde, el personal médico confirmó el fallecimiento de Flores.

Los investigadores entrevistaron a Zamora, la pareja de la víctima, quien dijo que se encontraba en el patio trasero de la casa cuando ocurrió la balacera e indicó que los autores materiales podrían ser personas con las que tenía problemas de vieja data.

Frente a esto, este mediodía la policía detuvo a la pareja de la víctima por un hecho que ocurrió el pasado viernes en la misma localidad y que creen que puede ser el desencadenante de la venganza que terminó con la muerte de Flores.

A su vez, en el lugar del hecho la policía encontró 15 vainas servidas calibre 9 milímetros y también un plomo.

Leé también: https://entremediosweb.com/un-trabajador-fue-internado-luego-de-que-un-contenedor-le-cayera-en-la-cabeza

Según indicaron fuentes policiales, la víctima no tenía antecedentes penales, pero Zamora sí. El joven estuvo preso en el penal San Felipe y Almafuerte por robo agravado por uso de arma blanca, por un hecho de 2018. Además, tiene una causa por resistencia a la autoridad del 2017.

De esta manera, los agentes profundizan la investigación en los lazos de Zamora para determinar si el atacante tenía problemas con él.

Más leídas
En esta misma categoría
Nuestras redes
Relacionadas
Te puede interesar