30.3 C
Paraná

Coleccionista intentó ingresar al país billetes nazis

También se encontraban monedas acuñadas en las Malvinas dedicadas a la Reina Isabel II.

No había nada extraño en ellos. La pareja era una más de las tantas que cruzan el Río de la Plata rumbo a Uruguay para pasar algunos días fuera de Buenos Aires. Sin embargo, lo eran solo en apariencia: a su vuelta, intentaron ingresar de contrabando una colección de monedas y billetes históricos, valuados en más de 120 mil dólares.

El millonario cargamento ilegal fue detectado por agentes especializados de la Dirección General de Aduanas-AFIP durante el control vehicular en el desembarque de un buque proveniente de Colonia, de la firma Superferry Express, indicaron fuentes del caso a Infobae.

Sin embargo, el hallazgo no fue obra del azar. La inspección, que contó con la participación de un binomio aduanero —el can Emma y su guía—, se centró en un vehículo marca Chevrolet que era conducido por un coleccionista argentino, acompañado por su pareja.

Se trata del propietario de ArgCollectibles, una conocida tienda de numismática del centro porteño. Resulta que, antes del arribo del buque, el organismo que dirige Guillermo Michel (Aduanas), había recibido una alerta de Interpol sobre el experto en monedas: el hombre ya tenía sobre sus espaldas tres causas penales.

En tanto, la Aduana constató que había recibido, meses atrás, un oficio judicial electrónico relacionado con la misma persona. El mismo se enmarcaba en la Ley de Bienes Culturales (Ley N° 25.743), por cuestiones relacionadas con la importación de piezas numismáticas.

Es por esa razón que los agentes aduaneros tenían previsto examinar el vehículo de la pareja, que había negado al embarcar tener bienes para declarar. Al revisar el baúl, el can Emma se comportó como si estuviese en presencia de estupefacientes y/o divisas.

Por esta razón, los inspectores realizaron un control más exhaustivo. En el equipaje hallaron una copiosa cantidad de billetes y monedas de diferentes países del mundo. No fue todo: encontraron más piezas de colección en el espacio de la rueda de auxilio del vehículo.

A simple vista, la mercadería excedía largamente tanto la franquicia contemplada en el régimen de equipaje para ingresos por vía fluvial (USD 300 por persona) como el límite de ingreso de moneda (USD 10 mil por persona).

Dada su gran cantidad y diversidad, la verificación y aforo de la mercadería sigue en proceso. El valor de lo relevado hasta el momento supera los 120 mil dólares. Fuentes aduaneras indicaron que aún restan unas cuatro cajas por verificar.

Entre la colección secuestrada se identificaron piezas de notable valor histórico, como una serie de billetes ucranianos y alemanes que datan de los años de la 2da Guerra Mundial, que eran utilizados en los campos de prisioneros del régimen nazi.

Uno de los billetes llevaba inscripciones que, traducidas al español, se puede leer: “Este bono solo es válido como medio de pago para los prisioneros de guerra y solo podrá ser gastado y recibido por éstos dentro del campo de prisioneros de guerra o en el caso de jornadas laborales en las oficinas de compras expresamente designadas a tal efecto. Solo podrá ser canjeado por moneda de curso legal en la oficina de gestión del almacén correspondiente. Los infractores, imitaciones y falsificaciones serán sancionados. Jefe del comando supremo de la Wehrmacht”.

Por otro lado, especialistas en numismática de la Aduana llevan identificadas varias piezas de valor elevado: con cerca de la mitad de la colección relevada, la de mayor cotización es un billete de Puerto Rico de 5 dólares, del año 1909, cuyo valor asciende la impactante suma de USD 1.750. También se halló uno de 1 franco, de la isla de Martinica (año 1947), valuado en USD 1.100. A su vez, un billete chileno de 1 peso de 1879, vale nada menos que USD 1.000. Por otro lado, dos billetes estadounidenses de 1862 de llamativa denominación, 1,25 y 1,50 dólares, cotizan en 750 y 850 dólares, respectivamente.

Al mismo tiempo, en la colección hay monedas que se remontan al Siglo XVIII, de las cuales la más antigua es una del reino de Francia que data de 1226-1270, cuando la corona estaba en manos de Luis IX. También encontraron una de 1785, del reinado de Luis XVI, quien poco después sería derrocado por la Revolución Francesa y ejecutado en la guillotina.

Por último, en la nómina aparecen 50 monedas con el rostro de la Reina Isabel II y otros motivos que fueron lanzadas, en 2022, en conmemoración de la Guerra de Las Malvinas. Se trata de una edición limitada.

Leé también: https://entremediosweb.com/una-mujer-de-76-anos-mato-a-su-marido-de-un-balazo

En el caso, tomó intervención la Justicia Penal Económica, que ordenó, el secuestro de la mercadería y disponer la prohibición de salida del país de la pareja. Además, se realizó una inspección en su domicilio.

El material secuestrado quedó a resguardo de la Aduana, que lo dispuso en ocho cajas de cartón debidamente cerradas y firmadas. Hasta ahora han sido relevadas cinco.

Más leídas
En esta misma categoría
Nuestras redes
Relacionadas
Te puede interesar