17.2 C
Paraná

Julieta Prandi pidió licencia psiquiátrica en medio del juicio con su ex pareja

La modelo y conductora pidió una licencia psiquiátrica en medio del juicio por abuso contra su ex Claudio Contardi.

En medio de la polémica por el juicio a su exmarido Claudio Contardi, Julieta Prandi se ausentó ayer a Sarasá, su ciclo radial en la 100, debido a que se tomó licencia psiquiátrica por un cuadro de “ansiedad y estrés”. 

La modelo se tomará del 10 de mayo al 15 de este mes. Teleshow compartió un documento que detalla su condición: “Presenta signo-sintomatología compatible con un trastorno de ansiedad generalizada y una reacción a estrés agudo. Además de constatarse una recaída de su cuadro de base», explicaba el parte médico. 

«Como consecuencia de la citado precedentemente se instaura lenta titulación en ascenso de su plan psicofarmacológico habitual y se dan pautas de alarma y se mantiene conducta expectante. Se determinó que el reposo laboral sea comprendido por el término de 96 horas», concluye. 

Javier Baños, quien patrocina a la conductora, contó que a Prandi le habría “afectado” mucho el no poder hablar sobre su caso. La modelo recibió una multa de 800 mil pesos por haber hablado con los medios sobre la causa iniciada a su ex y padre de sus hijos, Claudio Contardi.

En una entrevista que mantuvo con Intrusos (América), manifestó su desacuerdo y malestar ante la situación: “No me van a callar”. Además, mostró su descontento ante la decisión de que el juicio por abuso sexual, amenazas y fuero civil por división de bienes, sea privado y no pueda llevarse a cabo frente a un jurado popular “como lo establece la Constitución”

“Es insólito que una víctima de abuso tenga que estar esperando desde hace más de dos años que se eleve a juicio oral la causa. Y también lo es que el acusado diga que no quiere juicio por jurados, que quiere que sea íntimo y que nadie se entere”, declaró en el programa de Flor de la V.

Juicio

Le cayó muy mal la situación de no poder hablar públicamente de su caso, explicó Javier Baños, quien lleva adelante la representación de Prandi junto a Fernando Burlando.“Después de un largo proceso recursivo en el que intervinieron una decena de magistrados, la elevación a juicio quedó firme. El 17 de abril pasado, el expediente digital tuvo radicación en el Tribunal Oral en lo Criminal N° 2 de Campana.

En ese contexto, la defensa de Claudio Contardi se opuso a la realización de un juicio por jurados, con lo cual se notificó a las partes, los jueces técnicos serán Daniel Rópolo y Federico Martinengo. Falta que se defina el tercer magistrado”, agregó el letrado.

Padecimiento

En el documento, que consta en la causa, el médico Rafael Herrera Milano,  indica que, durante las sesiones, Prandi relató “episodios compatibles con agresiones físicas, psíquicas y sexuales ejercidas por su ex marido. Los cuales han provocado en ella deseos intensos y reiterados “de no querer despertarse más””.

La conductora presentaba “acentuados síntomas de angustia, ansiedad y labilidad emocional” y destacaba “sentir culpa por no haber podido “proteger a sus hijos del padecimiento que les generó su padre biológico””.

Durante las entrevistas, Prandi hizo especial hincapié en recuerdos de tipo traumáticos, “que no puede sacar de su cabeza y le reaparecen de manera incontrolable”, de violencia física, psíquica y sexual padecida en numerosas oportunidades a expensas de “ser manipulada y forzada por su ex marido”. “Siento vergüenza por no haber podido irme antes de ese infierno”, aseguró. En ese momento, “la lentitud” de la Justicia, “la desgastaba y desesperaba”.

Luego, precisó: “El 14 de febrero del 2019 tomé fuerzas y me fui de mi casa, sin un peso y decidí rearmar mi vida, buscando un nuevo techo donde poder proteger a mis hijos y a mí misma”.

Me decía que sin él no era nada, que nadie me iba a querer porque era fea”. “Le di hasta un poder para que administre y cobre mis sueldos…, me engañó y se quedó su hijo con mi departamento… no me dejaba ni manejar… controlaba todos mis movimientos. Me costó un montón tomar el coraje para poder separarme”, dijo en las sesiones.

Por otro lado, señaló que actualmente padece “altibajos de ánimo y que sueña con el sufrimiento que han atravesado sus hijos y ella durante tantos años”.

Herrera Milano concluyó que“a lo largo de las entrevistas se han observado indicadores inequívocos de haber padecido situaciones de estrés crónico, compatibles con hostigamiento sexual y violencia familiar sostenidas en el tiempo. Como consecuencia de los mismos, se destaca un daño lacerante en su autoestima, además de presentar un agotamiento físico y psíquico ocasionado por el desgaste de los litigios judiciales vigentes, además del entero cuidado y manutención de sus hijos”.

Tras evaluar a la modelo, el psiquiatra definió que Prandi sufría un trastorno de estrés postraumático.

Más leídas
En esta misma categoría
Nuestras redes
Relacionadas
Te puede interesar