11.4 C
Paraná

La tasa de desocupación bajó, pero uno de cada dos empleos nuevos fueron en negro

Fue del 7% en el primer trimestre del año. El informe del Indec señala que en el mismo período del año pasado el índice era de 10,2%.

La tasa de desocupación se ubicó en el 7% al cierre del primer trimestre del año, con una merma de 3,2 puntos porcentuales respecto al 10,2 % de igual periodo del 2021, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Respecto al último trimestre de 2021, la tasa de desocupación se mantuvo en su nivel.

El Indec precisó además que en el primer trimestre de 2022, la tasa de actividad se ubicó en 46,5%, con un crecimiento 0,2 puntos porcentuales en la comparación interanual.

En tanto, la tasa de empleo fue del 43,3%, un porcentaje considerado récord para un primer trimestre del año desde el inicio de la serie, en 2016.

En la comparación interanual, la tasa de empleo mostró un crecimiento de 1,7 puntos porcentual, mientras que en el cotejo trimestral marcó una leve caída de 0,3 puntos porcentuales.

En lo que respecta al desempleo, el Indec detalló que en el primer trimestre también bajó la tasa de desocupados demandantes, al 6,9% contra el 8,7% de enero-marzo del 2021 y frente al 8,6% de octubre-diciembre del 2021.

“Esto demuestra que existe una mayor demanda de horas para trabajar”, señalaron desde el Ministerio de Economía luego de que la dependencia estadística diera a conocer los números.

En tanto, los subocupados no demandantes, es decir aquellos que trabajan menos de 35 horas semanales y no quieren más carga horaria, se mantuvieron en 3,1%, frente al 3,2% de enero-marzo del año pasado y 3,5% del último trimestre del 2021.

Esta baja de la tasa de desocupación del 10,2% en el año pasado al 7% de este año se dio en el marco de un crecimiento del 6% del Producto Bruto Interno (PBI), mientras que la economía del trimestre enero-marzo estuvo 0,9% por encima de la de octubre-diciembre.

Al observar las poblaciones específicas, dentro del universo de 14 años y más, desagregado por sexo, la tasa de actividad para los varones fue de 68,6%, mientras que en el caso de las mujeres se ubicó en 50,2%.

A nivel geográfico, las regiones que presentaron mayores tasas de actividad fueron Cuyo (47,9%), Pampeana (47,4%) y Gran Buenos Aires (46,7%). En tanto, la que presentó la menor tasa de actividad en el primer trimestre del año fue la región Noreste (43,6%).

A su vez, al considerar el tamaño de los aglomerados, en los de 500.000 y más habitantes, la tasa de actividad (47,1%) fue superior que en la ciudades y localidades con menos de 500.000 habitantes (44,1%).

Entre la población ocupada, el 73,5% son asalariados, de los cuales el 35,9% no cuenta con descuento jubilatorio, por lo que su actividad se desarrolla en el ámbito informal.

En tanto, el 23,1% trabaja por cuenta propia, 3,0% son patrones y 0,5% son trabajadores familiares sin remuneración.

Según se desprende de los datos oficiales, en el último año se generaron 1,13 millones de empleos en todo el país, de los cuales 549 mil fueron en blanco y 577 mil, informales. De esta manera, uno de cada dos puestos de trabajo que generó la economía fueron no registrados, lo que responde a un contexto en que los sectores que pudieron continuar su recuperación tras el impacto de la pandemia son los que más empleo informal demandan y de la legislación laboral que empuja a las pymes a contratar por fuera del alcance de la AFIP.

En total, unas 21,7 millones de personas en la Argentina conformaron la población económicamente activa, de las cuales 20,2 estuvieron efectivamente empleadas y 1,48 millones no consiguieron trabajo.

Otro dato que mide el informe laboral de Indec es lo que se suele conocer como la “presión” sobre el mercado laboral. Esto, cuánto de la gente actualmente ocupada, aún así busca empleo. Hacia marzo de este año ese número se ubicó en 15,5%, lo que implica un retroceso de casi 2 puntos porcentuales respecto al trimestre anterior y de 1 punto porcentual en comparación con ese mismo lapso de 2021. Hay otro elemento de “presión” en el mercado laboral que son aquellos subocupados (es decir, que podrían trabajar más horas) y que demandan empleo. Representó este sector al 6,9% de la población económicamente activa, cuando un año atrás era de 8,7 por ciento.

Fuentes: Télam e Infobae

Más leídas
En esta misma categoría
Nuestras redes
Relacionadas
Te puede interesar