15.5 C
Paraná

Las últimas horas de la esposa del golfista argentino que murió por dengue

La esposa del golfista Emilio Domínguez, María Victoria De La Mota Claverie, falleció tras contraer dengue. Tenía 33 años.

María Victoria De La Mota Claverie falleció de dengue a las 5:00 del sábado. La mujer de 33 años era la esposa del golfista Emilio Domínguez y era madre de dos nenes de 1 y 4 años.

Según supo TN a través de su entorno, María Victoria tuvo los primeros síntomas del dengue el lunes 25 de marzo y concurrió a la clínica Los Arcos en CABA. “Llegó deshidratada, le pusieron cuatro sachets de suero y la dejaron ir sin ningún tipo de restricciones o recomendaciones, más allá de hidratarse. La espera era de seis horas y fue atendida por la compasión de un médico, pero no le dieron un diagnóstico”, contó un familiar.

María Victoria se sintió bien el martes y el miércoles, la fiebre que la atormentaba desde el domingo se había ido. Por eso, decidió viajar a San Luis para descansar ahí, donde tiene familia y ellos se iban a poder ocupar de sus hijos Constantino e Hipólito.

El jueves aterrizó a las 20.40 en la provincia. Cuando llegó a la casa de sus padres, bajó del auto y quiso darle el bebé a su mamá, pero se desmayó cuando puso un pie en el suelo. Inmediatamente, se atendió, incluso le hizo una consulta de urgencia a su ginecólogo porque estaba amamantando; estaba en lo normal de un cuadro de dengue.

Relacionada: Conmoción: murió de dengue la esposa del jugador de golf argentino Emilio Domínguez

El viernes a la mañana la llevaron a un hospital barrial que suele atender rápido y bien; quedó en camilla, con suero, porque estaba débil y tenía dolores musculares y articulares. La familia le contó a TN: “En esa situación tuvo un síncope, el segundo, y su cuadro se agravó abruptamente. Fue trasladada con urgencia al hospital Ramón Carrillo y, cuando recién estaba ingresada a terapia intermedia, hizo otro síncope (el tercero) y quedó en terapia intensiva. Allí hizo dos paros cardiorrespiratorios y a las 5 de la madrugada falleció”.

Según contó su entorno, María Victoria “era sana, jamás se drogó ni fumó un cigarrillo. Era deportista, una chica llena de vida”. Para la familia fue un golpe muy duro, sobre todo por lo sorpresivo. Por lo que pudieron averiguar sus vínculos más cercanos, al parecer tenía dos cepas de dengue: “Es un caso rarísimo, como si tuviera dos virus distintos”.

Más leídas
En esta misma categoría
Nuestras redes
Relacionadas
Te puede interesar