30.3 C
Paraná

Los presos le hicieron comer del piso al padrastro de la beba asesinada

Darío Chamorro está detenido en una comisaría de Padua por el asesinato de Milena, de dos años.

Milena tenía dos años y fue asesinada a golpes por su madre Milagros Torres y por su padrastro Darío Chamorro. El crimen ocurrió en Mariano Acosta. Torres había llevado a la bebé al hospital Héroes de Malvinas de Merlo ya fallecida y había asegurado que en un descuido, la beba se cayó de la cama. Pero las heridas de la chiquita no coincidían con ese accidente.

«Era evidente una lesión importante en la tibia de una de sus piernas”, explicaron los médicos. Y agregaron: “La menor sufrió un golpe en la cabeza muy fuerte y una laceración en el hígado, con hemorragia interna. La nena tuvo agonía prolongada, agonizó toda la noche. Tenía hemorragias internas, golpes en la cabeza, una de sus piernas quebradas y más de 15 lesiones en el cuerpo».

Además, señalaron que la data de muerte «es de un par de horas antes de que la llevaran al hospital”. La causa recayó en las manos de la fiscal de la UFI N°8 de Morón, Adriana Suárez Corripio. Ambos están acusados por homicidio.

Detenidos

La fiscal solicitó la detención de Torres y Chamorro, los cuales se negaron a declarar cuando fueron indagados. La funcionaria judicial los había acusado a los dos del delito de homicidio agravado por el vínculo, pese a que el hombre no es el padre; pero la Justicia de Garantías no le dio la derecha y le endilgó a Chamorro el delito de homicidio simple cuando convalidó la detención.

Ahora se viralizó un video de Chamorro en una celda junto a, al menos, otros dos presos. En las imágenes grabadas con un celular por uno de sus compañeros de prisión, se lo ve a Chamorro sentado mientras lo obligan a comer unos fideos del piso.

“Este gato mató a una nenita de dos años, mató”, dice el hombre que graba, mientras le pega en la cabeza al detenido. Y le dice: “Dale, gato, comé. No te agarres la cara”. Otro hombre le dice: “Dale, comé. Comé porque te vamos a romper la cara. Ahora mirá el teléfono. Y mirá el celular y pedí perdón”. Finalmente, Chamorro mirá a la cámara y con la boca llena dice: “Perdón”. 

Por ahora no se sabe si será trasladado a otra comisaría.

Más leídas
En esta misma categoría
Nuestras redes
Relacionadas
Te puede interesar