7.4 C
Paraná

Policías entrerrianos rescataron a un adolescente que había caído en un aljibe

Los uniformados escucharon gritos en una arboleda y se encontraron con la escena. El menor de 13 años pasó una noche a unos cinco metros de profundidad.

En General Ramírez, un adolescente de 13 años salió de su casa con una bicicleta playera y no regresaba. Ante esa situación, la abuela materna efectuó la correspondiente denuncia en la Comisaría local.

Los efectivos alertaron a la dependencia de la vecina localidad de Aranguren, departamento Nogoyá y desde esa sede policial indicaron que en la madrugada habían hallado una bicicleta abandonada en un camino rural entre ambas ciudades.

Al respecto, el jefe de Comisaría Ramírez, subcomisario Luis Eduardo Arias, detalló a Informe Litoral que «con ambas novedades y pudiendo saber luego que el rodado encontrado pertenecía al menor en cuestión; se procede a efectuar, con conocimiento del magistrado local, un rastrillaje en la zona, tratándose de un camino alterno, rural, distante a unos tres kilómetros del casco urbano de General Ramírez».

En el lugar los uniformados ingresaron «por un campo sembrado con maíz a unos 200 metros aproximadamente del camino, en una arboleda, donde se encontraba un aljibe del cual provenían gritos. Al llegar al lugar se constató que se trataba del menor en referencia», sostuvo Arias.

De acuerdo al relato policial, los efectivos lo calmaron y a la vez se solicitaron la presencia de una ambulancia y bomberos.

Sin embargo, «con la premura del caso y ante el conocimiento de que el menor manifestaba encontrarse bien» los uniformados allí presentes de Comisaria Ramírez y Aranguren, pudieron rescatar al joven del interior del aljibe, el cual posee unos 5 a 6 metros de profundidad.

Ya con el menor afuera del pozo, se lo condujo al Hospital, Nuestra Señora de Luján de Ramírez, para curaciones en sus manos debido a quemaduras producto del descenso brusco realizado con una cuerda de nylon, y un corte con vidrio en uno de sus pies.

«Es de mencionar que dicho menor manifestó que cayó al mismo en el día de la víspera en horas del mediodía pero a pesar de sus gritos desaforados nadie lo escuchó. Desde ese momento no comió ni bebió líquido y por la noche paso mucho frio, hasta el día de hoy (por ayer)» que los uniformados dieron con él.

Los efectivos policiales también valoraron la predisposición rápida de los Bomberos Voluntarios, pese a que no fue necesaria su intervención.

Los policías que trabajaron para sacar al menor del pozo fueron: el oficial ayudante, Strak; el cabo 1° Sosa; el segundo jefe de Comisaría Aranguren, subcomisario, Panizza y el jefe de Comisaría Ramírez, subcomisario, Luis Arias.

También se dio intervención al médico de policía y posteriormente se entregó al menor a su abuela quien agradeció con lágrimas el buen y rápido accionar policial.

Más leídas
En esta misma categoría
Nuestras redes
Relacionadas
Te puede interesar