24.2 C
Paraná

Revelan nuevos detalles del caso de la muerte de Gonzalo Calleja

Revelaron nuevos detalles de la investigación del caso de la privación de libertad, robo y muerte de Gonzalo Calleja. Según sostuvo el fiscal Santiago Alfieri, desde la audiencia de imputación, el 22 de julio y hasta la fecha ,“se han producido nuevos elementos de importancia que ratifican el sentido de la investigación” y que comprometen a los imputados Alberto Enrique Osuna, Ezequiel David Morato, Ivan Elías Garay y Ramiro Gabriel Colman.

Durante la audiencia de apelación de la prisión preventiva domiciliaria, realizada este jueves y presidida por el juez Rafael Cotorruelo, Alfieri citó como ejemplo que durante este jueves recibió el informe preliminar de la autopsia que ratifica como causa de la muerte del joven contador, “asfixia en todos los órganos de la víctima”.

Con respecto a los hechos puntuales que terminaron en la muerte de Gonzalo Calleja, el fiscal recordó que dos testigos de identidad reservada dieron detalles de lo ocurrido en el barrio 1 de julio entre el jueves 14 y el viernes 15 de julio. “Uno de los testigos sostiene que desde la tardecita del día 14 había un alto nivel de exaltación en el barrio y que escuchó decir “no hay que tocar el auto” y “hay que matarlo”. Y luego sumó algunos datos recolectados por los investigadores en los últimos días.

Indicó que Ezequiel David Morato, uno de los cuatro detenidos, quiso dejar en la casa de un amigo una riñonera. Según supieron los investigadores, Morato le dijo al testigo que lo estaban allanando y le confió, nervioso, que “Pela se la había mandado”.

Droga y dólares

La investigación también incluyó un allanamiento a la la casa de los suegros de Morato en Colonia Avellaneda. En el lugar fue incautado, según el fiscal, 1 kilogramo de cocaína -tasado en 10 mil dólares- otros bloques de cocoína, semillas de marihuana, marihuana procesada, tres revólveres y 100 mil pesos en una riñonera y fajos de dinero en bolsas. De acuerdo a lo reconstruido por la Policía, Morato le llevó esos elementos a su suegro el día 14 de julio a la noche.

Otro elemento de importancia hallado fue un vehículo que supuestamente había sido vendido en Crespo por Morato y que, finalmente, apareció en un taller de calles Crisólogo Larralde y Vivanco, con las llantas pintadas, las cubiertas cambiadas, sin la patente y sin el polarizado.

Morato había dejado el vehículo el jueves 15 de julio a las 10 de la mañana. “Estaba nervioso, tenía arcadas y me dijo que lo quería vender en un desarmadero”, citó el fiscal que dijo el dueño del lugar.

Al evaluar los materiales y testimonios colectados, en virtud de la pena en expectativa y el peligro de fuga, el fiscal Alfieri pidió que la prisión preventiva se mantenga en el lapso de 45 días, como lo dispuso el juez Ricardo Bonazzola, pero que se cumpla en la cárcel y no en los domicilios particulares.

Adhesión de los querellantes

A su tiempo, los querellantes particulares de la causa,  Iván Vernengo y Damián Petenatti, manifestaron que adhieren al pedido del fiscal y se explayaron en los argumentos del mismo. “Sobre el peligro de fuga, consideramos que está acreditada la gravedad de la causa: una privación ilegítima de la libertad seguida de muerte, que tiene una pena de entre 15 y 25 años”, dijo Vernengo.

Nuestras redes
Más leídas
Te puede interesar