11.4 C
Paraná

Secuestraron más de una tonelada y media de cocaína

En un operativo policial, efectivos secuestraron más de una tonelada y media de cocaína. Iban a exportarla en velero hacia Europa.

En los últimos días se dio un importante golpe al narcotráfico en la Argentina. En un importante operativo policial, efectivos secuestraron más de una tonelada y media de cocaína. Por el hecho hubo seis detenidos, acusados de integrar una organización dedicada al narcotráfico internacional.

Este cargamento tenía por destino un viaje a Europa en velero para su posterior comercialización. Sin embargo, los operativos realizados en Escobar y Canning impidieron su salida del país.

Larga investigación

Este trabajo inició con una declaración realizada en 2018. En aquella oportunidad, el contador Diego Guastini, de 45 años, condenado por tráfico de divisas y sindicado como lavador de dinero de grupos narcos habló como arrepentido. Poco después, el 28 de octubre de 2019, un sicario lo asesinó a tiros en Quilmes.

En sus declaraciones reveló que había operaciones de narcotráfico a Europa a bordo de embarcaciones y dejó nombres para investigar. De esa tarea se encargaron la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar) y la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac).

Uno de los investigados, residente en Necochea, también era seguido por la fiscalía Federal de ese distrito. Para la tarea se apoyaba en la Prefectura Naval Argentina; aunque finalmente el caso quedó en manos de Procunar en colaboración con Gendarmería.

El avance de la investigación consiguió detener en Marbella, España, a un argentino con ciudadanía española por el tráfico de 1.500 kilogramos de cocaína. La droga llegó a ese sitio por vía marítima y por la causa se detuvieron a cinco personas. Uno de ellos, Gustavo Marano: el argentino con ciudadanía española. Marano es familiar de quien investigaban en el país.

Nuevo capítulo

Siguiendo las actividades del sospechoso, el 10 de junio de 2022 dieron un nuevo paso. En base a escuchas telefónicas y seguimientos surgió información sobre el traslado de un cargamento por vía fluvial y marítima.

Se estableció así que había tres embarcaciones navegando el río Paraná y haciendo paradas en muelles de distintas viviendas en las que subían y bajaban bolsos estancos. Estos bolsos estaban acondicionados para evitar su contacto con agua, polvo o barro.

Gendarmería y Prefectura siguieron las embarcaciones y divisaron a una de ellas junto al velero llamado «Quo Vadis», más alejado del lugar.

Con la orden del juez federal Nº 2 de Lomas de Zamora, Luis Armella, y a pedido de Procunar y la Fiscalía Federal, el 13 de junio se realizó el operativo. En el velero detuvieron a cuatro personas, mientras que otras dos -una de ellas el familiar de Marano- fueron detenidas al bajar de una lancha en una isla ribereña. Allí, a la altura del partido de Escobar, tenían una vivienda alquilada.

En la requisa de la vivienda y la camioneta detectaron 34 bolsos con 800 paquetes sellados con plástico y envueltos en piñatas rosas. En total contenían 889,225 kilogramos de cocaína.

Al día siguiente, en el allanamiento de los domicilios de los detenidos y en un guardarropas de la vivienda del sospechoso encontraron más. El hallazgo en el country «El Centauro» de Canning fue de 660,740 kilos de cocaína. En total dieron con 1.549,965 kilos de cocaína.

Esta operación, denominada «Operación Atlantis», no descarta nuevos arrestos y operativos y además de la droga cuenta con otros elementos secuestrados. Tienen en su poder seis camionetas, cinco autos (dos de alta gama), tres embarcaciones, seis motos, elementos de logística y dinero.

El recuento de dinero incluye $650.000, US$38.000, 53.690 euros y 11.300 reales. También tenían un dispositivo de almacenamiento de criptomonedas, una máquina cuenta dinero y documentación. Todo esto secuestraron en el operativo en el que además dieron con una tonelada y media de cocaína.

Más leídas
En esta misma categoría
Nuestras redes
Relacionadas
Te puede interesar