30.3 C
Paraná

Siguen los rastros del hombre que desapareció hace 25 días en Paraná

Los perros de la Policía confirman que Ramirez estuvo en Bajada Grande.

Siguen los rastros del hombre que desapareció hace 25 días en Paraná. Carlos Ramírez, empleado del Cementerio Municipal de Paraná, fue visto por última vez el 15 de noviembre, cuando se retiró de su domicilio Barrio San Agustín.

Su único hijo, Gonzalo Ramírez, aseguró que desde la familia están convencidos que su papá está vivo. Descartó que tenga una enfermedad que le haga olvidar nombres, direcciones y situaciones, aún, así, sostuvo que solía confundirse con los días.

La familia de  Ramírez,  se reunió este martes por la mañana con la fiscal Sandra Terrero, quien les confirmó que canes adiestrados de la Policía de Entre Ríos, marcaron la presencia del hombre de 65 años en la zona de miradores de Bajada Grande, frente al muelle.

Además, indicaron que el lunes 14 de noviembre la tarjeta con la que intentó cobrar su sueldo en los cajeros ubicados en un supermercado de calle Pirán, fue retenida.

Según les confirmaron las autoridades, Carlos Ramírez salió el lunes 14 de noviembre desde su casa en calle Las Calandrias del barrio San Agustín, hasta el cajero ubicado en el supermercado de calle Pirán. No pudo cobrar su sueldo porque la tarjeta de débito le fue retenida, entonces se retiró del lugar.

Regresó el martes, pero sin la tarjeta porque no pudo retirar el dinero. Ese mismo martes, fue visto por las cámaras en la zona de calle Larramendi, en cercanías del hipermercado de la zona y luego, por la noche ya, en la zona de miradores de Bajada Grande.

«Antes de desaparecer mi papá no tenía ningún síntoma de nada. A veces se le mezclaban los días y fechas, salvo algo leve como una pérdida de mezcla de días y fechas, cosas comunes que a cualquiera le pueden pasar», indicó Ramírez. Fuente: Diario Uno.

Más leídas
En esta misma categoría
Nuestras redes
Relacionadas
Te puede interesar