18.5 C
Paraná

Sweet Tooth: El niño ciervo, la nueva serie éxito de Netflix

El 4 de junio la plataforma Netflix estrenó Sweet Tooth: El niño ciervo y ya se perfila como una de las mejores series de 2021, tras las primeras críticas internacionales.

Aunque en un primer momento fue un proyecto de Hulu que acabó en Netflix de rebote y aún a pesar de la reciente confesión por parte de sus creadores sobre su temor a que los espectadores abandonasen el visionado a los 5 minutos, resulta que aquellos que ya han tenido la oportunidad de verla coinciden de forma unánime en que es una auténtica maravilla.

Un protagonista tan atípico como un niño con cuernos de ciervo. Una historia de fantasía que se reinventa en la plataforma con su versión audiovisual pero que ya existía en formato cómic. 

Las primeras críticas de la prensa especializada la ubican como una de las mejores series del año.  Todos son halagos para Sweet Tooth: el niño ciervo, como que es «un placer absoluto para la vista, rebosante de amor, esperanza, belleza y dulzura» para The Playlist o que sus «aventuras están llenas de vida y son tan emocionantes y tensas como sea necesario» según la revista Rolling Stone.

Sweet Tooth es la adaptación televisiva el cómic homónimo -publicado en España bajo el sello Vertigo y el título Glotón– escrito por Jeff Lemire y publicado entre 2009 y 2013. Su historia está ambientada en un universo postapocalíptico en el que habitan seres híbridos entre humanos y animales.

Diez años antes de los acontecimientos que se narran en la ficción, tuvo lugar un suceso que sacudió al mundo entero y que dio lugar a la misteriosa aparición de criaturas híbridas. Sin saber si este tipo de seres son la causa o el resultado del virus que ha cambiado la vida tal y como se conocía, algunos humanos desarrollan pavor ante los híbridos y tratan de darles caza. En este contexto es en el que se ha desarrollado la vida del protagonista, Gus (Christian Convery), un niño ciervo que ha estado viviendo en la seguridad de un hogar oculto en el bosque.

Cuando Gus conoce a un hombre solitario llamando Jepperd (Nonso Anozie), juntos comienzan una peligrosa aventura por lo que queda de America en busca de respuestas. En primer lugar, para descubrir qué se esconde tras los orígenes de Gus, pero también para conocer más el pasado de Jepperd y para, en última instancia, vivir en carne propia lo que significa encontrar un hogar verdadero. Por el camino, aliados inesperados y peligrosos enemigos le enseñarán a Gus cuan peligroso es el mundo fuera del bosque. Mucho más de lo que nunca habría podido imaginar.

«Esta historia fácilmente podía haber sido una historia de terror. Pero hemos tratado de hacerlo de forma que se asemeje más a un cuento de hadas», explicaba Jim Mickle en una entrevista con ComicBook.

El miedo a espantar a la audiencia

Una de las cosas que ha dejado la pandemia de Covid-19 es la forma en la que el público reacciona o recibe las historias apocalípticas. Mientras antes la llegada de un virus que diezmaba a la población o una pandemia global se percibía como un recurso más de una historia de ciencia ficción, ahora es difícil evitar remover sentimientos ante las similitudes que se encuentran entre la experiencia real y lo que se ve en pantalla.

Y precisamente ese era uno de los mayores miedos del equipo creativo de Sweet Tooth. Han confesado en declaraciones a ComicBook que temen que las similitudes de los primeros minutos -en los que se muestra cómo el virus irrumpe como un huracán y lo pone todo patas arriba- con la realidad puedan conducir a los espectadores a pasar de darle una oportunidad a la serie.

Sensacine

https://www.entremediosweb.com/v2/un-nino-barre-veredas-para-poder-comprarse-unos-botines/?fbclid=IwAR0DUmS9Gt9Gb5pm7aDfqRmnh6ZsXtIjR86HxpKMjR_aDWZ7GczuCnYB6Ew
Nuestras redes
Más leídas
Te puede interesar