17.3 C
Paraná

Volvieron los incendios subterráneos: un niño resultó herido

El humo que brota de las grietas formadas en la tierra volvió a aparecer. En este caso un niño se hundió en una de las grietas y resultó con quemaduras.

Hace aproximadamente siete meses un humo de origen extraño frenó la realización de un proyecto inmobiliario en Mendoza. El último fin de semana volvieron esos incendios subterráneos que en este caso provocaron heridas a un niño en Guaymallén.

Este fenómeno ya se había registrado en agosto de 2022 y vuelve a aparecer ahora, denunciado por los residentes de ese departamento mendocino. Son ellos los que señalan la presencia de mucho humo en un terreno baldío.

El hecho en particular que despertó la atención de quienes viven en el lugar sucedió el 19 de marzo en un loteo ubicado en el kilómetro ocho de Guaymallén. Un niño se encontraba jugando en el terreno cuando sufrió quemaduras en sus piernas debido al contacto con el humo caliente.

Un familiar del menor declaró a Diario de Mendoza que el menor se cayó en una grieta que se desmoronó y en ese momento sufrió las quemaduras en los pies y la pierna.

Un niño terminó con heridas luego de quemarse con los incendios subterráneos, que volvieron a Guaymallén. Cómo es el fenómeno.

Ese sitio, antes dedicado a la plantación, se despejó para la construcción de viviendas, aunque muchos no pudieron ni comenzar. Por otra parte, quienes ya residen allí, afirman que el terreno está cediendo y hay casas que se están hundiendo. Por otra parte, el humo que expulsa esa tierra genera dificultades para respirar.

Vecinos de la zona ya pidieron colaboración a Defensa Civil, la Municipalidad de Guaymallén y a los Bomberos. Pese a su trabajo no pudieron acabar con el fuego que se expande bajo tierra, por lo que el fenómeno continúa su marcha.

Explicación

Según el Servicio Geológico Minero Argentino, el fuego se inicia en turbas (carbón vegetal) de antiguos cultivos que había en el terreno. Al quedar seco, ese carbón vegetal entró en combustión provocando las llamas bajo tierra.

Su propagación es lenta, pero puede ser peligrosa. Su extinción es compleja porque sólo se observa el humo por las grietas formadas en la tierra. La manera más efectiva para conseguir extinguirlos es mediante lluvias o mangueras hidrantes que enfríen el suelo.

En esas tareas se encuentra actualmente el departamento de Guaymallén, para ponerle fin a los incendios subterráneos que volvieron.

Leé también: «Indignante: una mujer tiró a su perro a la basura».
Más leídas
En esta misma categoría
Nuestras redes
Relacionadas
Te puede interesar