18 C
Paraná

Conoció una mujer por las redes, viajó a África para verla y lo secuestraron

Un italiano conoció a una mujer por redes sociales, viajó a África para verla y lo secuestraron.

Claudio Formenton decidió ir a Costa de Marfil, África, durante una semana para estar con una mujer. Sin embargo, al arribar al país vivió una pesadilla.

Claudio Formenton nada le hizo pensar que se podía tratar de un engaño. No lo imaginó cuando Olivia Martens, oriunda de Costa de Marfil, África, le envió una solicitud de amistad por Facebook, ni tampoco cuando ésta se contactó con él para preguntarle cómo estaba.

El italiano de 67 años respondió que se encontraba bien y a partir de allí decidió darle rienda suelta a una aventura que nació como una historia de amor por redes sociales y culminó transformándose en una pesadilla.

Leé también: https://entremediosweb.com/desempleo-covid-lula-crece-en-las-encuestas

El empresario dedicado al procesamiento del mármol atendió la solicitud de Martens y recibió con gusto la invitación al país de África. La mujer -según establecieron los medios locales producto de la investigación que aún sigue en curso- requirió de su asistencia financiera y Formenton se negó, aunque sí aceptó visitarla.

Su arribo ocurrió el 27 de noviembre de 2021. El veneciano le informó a su familia que viajará al país africano con el propósito de colaborar con los voluntarios de la comunidad misionera de Villaregia. Ninguno de sus seres más cercanos sospechó de su motivo para viajar a África.

Ese día, Formenton fue recibido en el aeropuerto de Abiyán por un hombre que llevaba un cartel en el que se leía su nombre y apellido. El empresario confió. Pensó que Martens le había facilitado un taxi para que su llegada al país fuese más amena. Aquí comenzó su calvario.

El calvario del empresario italiano en Costa de Marfil

El empresario fue trasladado a un hotel en la ciudad de Bonoua y encerrado en una habitación, sitio en el que permaneció durante tres días incomunicado. La policía local logró dar con esta banda delictiva y permitió que Formenton sea liberado.

A través de la investigación que encabezó la Fiscalía de Roma se logró saber que, previo a su rescate, el veneciano estuvo cautivo en un bosque, encerrado en una guarida. Las autoridades marfileñas pusieron en marcha la búsqueda tras la denuncia de la familia de Formenton en Italia. Ellos manifestaron que no sabían nada de él desde hacía 72 horas.

Una vez resguardado, el hombre fue sometido a un test de COVID-19. Tras confirmarse su resultado negativo, pudo reencontrarse con sus familiares. Tanto él como sus íntimos agradecieron al cuerpo de Carabinieri, a la Unidad de Crisis de la Farnesina y al abogado de la familia, Stefano Marrone, quien siguió al detalle la investigación.

Al escuchar su relato, las autoridades italianas sospecharon de la inexistencia de Martens. También creen que la “relación virtual” entre ambos fue protagonizada por una banda de secuestradores que buscaban quitarle dinero.

Por estas horas se investiga si otros ciudadanos italianos o europeos cayeron en la misma trampa.

Más leídas
En esta misma categoría
Nuestras redes
Relacionadas
Te puede interesar