16.3 C
Paraná

Encontró un bolso con 3 millones de pesos, lo devolvió y no aceptó la recompensa

Solo le pidió a cambio "un cordero para festejar fin de año". En el encuentro lloraron juntos.

Jorge Cingolani es encargado de la filial de Correo Argentino en la ciudad de Sastre, en Santa Fe y el pasado viernes tuvo un gesto honesto y conmovedor que se viralizó en todo el país.

El hombre encontró un bolso con tres millones de pesos, logró contactar a su dueño a través de redes sociales, lo devolvió, no aceptó una generosa suma que le ofrecieron de recompensa y a cambio solo pidió un cordero para las fiestas de fin de año.

Todo comenzó el día viernes cerca de las 15.30 horas cuando Cingolani encontró el bolso en plena vía pública mientras regresaba de su trabajo en la sucursal de Correo Argentino en Sastre, frente a la plaza central de la cabecera del departamento San Martín.

Al abrir el bolso negro vio una enorme suma de dinero en efectivo: tres millones de pesos en billetes de diferentes nominaciones. Al llegar a su casa compartió la sorpresa con su familia.

«Nunca pensé en quedármelo. Se lo comenté a mi esposa y sin esperar más, decidí buscar la manera de hallar a su propietario. Enseguida tomé una foto del bolso y lo publiqué en mi Facebook, sin dar demasiados detalles ni lo que contenía adentro«, afirmó Cingolani en diálogo con InfoSastre y Canal 1.

Pasada una hora de la publicación recibió un llamado: «Me llamó un hombre preguntando si yo tenía el bolso que había perdido. Le pregunté por los detalles y enseguida me di cuenta que era su dueño», relató en vivo para el noticiero regional.

Según se supo el dueño del dinero era un trabajador rural que llegó a dedo hasta la zona de Sastre y que al bajarse de la camioneta que lo transportaba, perdió el bolso que contenía «los ahorros de toda su vida».

«Vino a casa y lloramos los dos de la emoción. Fue muy fuerte lo que pasó. Yo sentía que ese bolso no era mío y desde un primero momento dije que se lo iba a devolver a su dueño sea quien sea. Todos en casa estuvimos de acuerdo», contó.

La historia cierra con otro gran gesto de Cingolani. Según comentó, el dueño del bolso le quiso dar cien mil pesos a modo de recompensa pero no los aceptó: «Me quiso dar un fajo de dinero, pero no se lo acepté y le pedí que no se ofendiera. Sentía que me estaba aprovechando de esa situación», aseguró y admitió entre risas: «para fin de año le acepté un cordero».

Más leídas
En esta misma categoría
Nuestras redes
Relacionadas
Te puede interesar